El ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un componente esencial del cartílago. Desde hace más de doce años se utiliza habitualmente en el tratamiento para la artrosis con muy buenos resultados.

El ácido hialurónico es un tratamiento que consiste en introducir e infiltrar un líquido que alivia el dolor y reduce la inflamación evitando el empeoramiento de la lesión. Normalmente, este tipo de infiltración se realiza para tratar la artrosis de rodilla, en la mano o en el dedo pulgar.

Uno de los principales beneficios del ácido hialurónico, es la de tener una gran capacidad para retener el líquido de nuestros cartílagos, evitando un desgaste prematuro para nuestras articulaciones .El principal objetivo es lubricar los líquidos sinoviales de las articulaciones y hacerlas más elásticas. Muchos de los pacientes que lo utilizan, presentar un grado muy importante (grado II o III) de artrosis.

Las jeringas que se utilizan están cargadas con el hialuronato sódico en concentraciones de 3 mililitros para articulaciones grandes, mientras que para las pequeñas, se emplean 1 o 2 mililitros.

A la hora de utilizar este tipo de tratamiento, hay que tener en cuenta que el efecto se produce en un largo plazo. La eficacia y la seguridad que produce el ácido hialurónico, mejora el dolor y es un método muy efectivo en pacientes con severa artrosis de rodilla, retrasando la implantación de una prótesis. La rodilla es la zona en la que más se emplea, aunque en estos últimos años, este tratamiento se ha ido extendiendo a partes del cuerpo como el tobillo, cadera, hombros o codo.

Se aplican cinco infiltraciones con intervalos de una semana repitiéndose cada año. Tras realizarse la infiltración, se debe guardar un reposo entre 24 y 48 horas. Con este tratamiento, la mejoría puede alargarse entre 8 y 12 meses. A la hora de introducir el ácido hialurónico en el cuerpo, hay que tener en cuenta una serie de precauciones, por ejemplo, que la piel no se encuentre ni inflamada ni infectada. Si existe algún tipo de herida en la piel en la zona donde se va a realizar la inyección, tampoco se puede infiltrar. El uso de guantes es imprescindible y es necesario que la infiltración se produzca dentro de la articulación, no de manera intravascular ni extravascular.

Ander González

Un pensamiento en “El ácido hialurónico

Responder a Inma - cremas con acido hialuronico Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *