Archivo por meses: Noviembre 2014

Beneficios de una dieta alcalina para los problemas de artrosis y artritis

En el siglo IV a.C. Hipócrates ya decía “Haz de tu alimento tu medicamento”.

Lo que comemos tiene más importancia sobre nuestra salud de la que a veces le damos. Y sin obsesionarnos, porque sino en lugar de un problema tendríamos dos, vamos a revisar qué alimentación nos puede beneficiar si sufrimos de problemas de artrosis y artritis.

Alimentación y problemas de artrosis y artritis

Empezar a hablar de alimentación es abrir un cajón sin fondo. Existen numerosas teorías y muchas pueden ser excelentes, pero no hay que olvidar que cada persona tenemos unas particularidades únicas y es importante que creamos en el cambio de alimentación que queremos hacer y que se nos pide para encontrarnos mejor, ya que si no, habrá momentos que harán que tiremos todo el esfuerzo por la borda.

artrosis. Fuente: www.alimentacion-sana.org

En las enfermedades articulares como son la artrosis y la artritis, están involucradas las articulaciones del cuerpo así como músculos y tendones.

La dieta juega un papel fundamental en nuestra calidad de vida y en la mayoría de las patologías, y como podemos imaginar, en la artrosis y artritis no iba a ser menos.

Hay un dicho que dice “el alimento que entra a tu cuerpo es la base de la sanación profunda de cualquier padecimiento”.

Como en todo, a quienes no opinan así, pero no podrán negar que llevar una alimentación u otra influye en nuestra salud.

Vamos a ver los beneficios de llevar una dieta rica en alimentos alcalinos para los problemas articulares.

La dieta alcalina

Numerosos naturópatas y especialistas en alimentación nos recomiendan una dieta alcalinizante para las dolencias articulares, ya que ésta favorece la eliminación de metales pesados y toxinas y neutraliza la acidez, causas reconocidas de la degeneración articular.

El dolor de las articulaciones es uno de los males de nuestro tiempo. Y gracias a la predisposición genética, una vida sedentaria o trabajos mecánicos y repetitivos nuestros huesos, músculos y tendones se resienten, inflaman o desgastan. La nutrición de los mismos es clave para aliviar y frenar el dolor.

Se llama dietoterapia a la utilización de una dieta específica como terapia para sanar la enfermedad. En este caso, la dieta pretende nutrir las articulaciones y propiciar un efecto antiinflamatorio, así como limpiar y depurar el organismo de los metales pesados y tóxicos acumulados y neutralizar la acidez.

Para llevar a cabo esta depuración los alimentos seleccionados deben ser lo más naturales y con el menor procesado posible, y en la medida que se pueda ecológicos u orgánicos.

Alimentos recomendados por ser neutralizadores y alcalizadores: 

1. Vegetales

  • Crudos: Ayudan a la desintoxicación y nutrición de los tejidos y huesos, además de favorecer el descenso de acidez. Los más beneficiosos son el ajo, la cebolla, la zanahoria, la alfalfa, la remolacha, el apio, el brócoli, y los germinados. Deberás consumirlos sin cocinar para que respeten sus propiedades.
  • Cocidos: son alcalinizantes las espinacas, guisantes, repollitos de Bruselas y brócoli.

2. Frutas: Son nutritivas y depurativas, además eliminan las bacterias y tóxicos del cuerpo, actúan como antiinflamatorias y potencian la funcionalidad de músculos y sistemas.

Un aspecto a tener en cuenta es cómo y cuándo comerlas: se recomienda no mezclarlas, ya que el azúcar de las frutas fermenta otros alimentos de la digestión provocando que no se asimilen por un lado y que se genere alcohol, lo que pudre rápidamente los alimentos y esto perjudica a las articulaciones. Las frutas más recomendables son aquellas altas en vitamina C como el limón y el pomelo.

3. Cereales integrales: Estos son ricos en fibra y ayudarán a que los intestinos funcionen correctamente y sin toxinas. Si hay un exceso de toxinas éstas se acumulan en la sangre y articulaciones.

4. Beber líquidos: El Agua pura es el mejor de todos. Beber al menos 2 litros de agua pura al día ayuda a depurar toxinas y bacterias y a llevar a cabo innumerables funciones en el cuerpo.

También es muy bueno el zumo de limón y pomelo. Estas frutas, aunque se incluyan en las ácidas, poseen un potente efecto neutralizador de los ácidos corporales al ser ingeridas. Además, ayudan a la eliminación o dispersión de los minerales que han formado depósitos en el cartílago de las articulaciones. Y licuados con verduras y frutas alcalinas.

En la imagen puedes ver una tabla aclaratoria de alimentos alcalinizantes.

Tabla de alimentos alcalinizantes. Fuente: caldodecultivo.wordpress.com

Alimentos no recomendados en la dieta por ser acidificantes:

El exceso de ácido en el cuerpo puede deberse a la ingesta excesiva de proteínas. Estas proteínas acidificantes están contenidas en alimentos como carnes, pescados, huevo, queso, legumbres y algunos frutos secos.

Los  productos refinados, especialmente los hidratos de carbono como el pan, azúcar y dulces también son perjudiciales. El exceso de fritos, embutidos y derivados lácteos, son factores especialmente importantes a tener en cuenta también en la artrosis.

Los productos que hay que tomar con moderación son:

1.Todas las carnes, pescados y quesos (salvo el requesón). Tomar cualquiera de estos alimentos solo una vez al día y evitar las raciones abundantes. En nuestro país es muy habitual tomar mínimo dos raciones una en la comida y otra en la cena.

2. Huevos y productos de los huevos (como tortilla). A la semana sólo se debe tomar el equivalente a 3 huevos.

3. Legumbres secas, incluyendo lentejas y guisantes. Pueden alternarse con las carnes, quesos y huevos para obtener proteínas, y no deben utilizarse en grandes cantidades.

Y prácticamente a evitar:

4. Bebidas alcohólicas. NO se deben consumir diariamente y nunca en grandes cantidades.

5. Alimentos fritos. No se deben comer nunca.

6. El azúcar blanco. Esto incluye también a la glucosa, fructosa, sacarosa y lactosa.

7. Las harinas blancas.

8. Te y café fuertes. Son acidificantes y probablemente aumentarán los síntomas de la artrosis.

9. Otras sustancias nocivas. La sal (salvo la sal marina con moderación), el adobo y la mayoría de las salsas.

En la imagen se muestra estos alimentos a consumir con moderación en nuestra dieta si padecemos de artrosis o artritis.

Tabla de alimentos acidificantes. Fuente: www.alexgimenez.es

Alimentos y complementos que ayudan a evitar el dolor articular.

  • Alimentos ricos en sodio: la leche cruda de cabra, el perejil, los higos, la sopa de verduras, la mantequilla de nuez y el aceite de hígado de bacalao.
  • También debes incluir los alimentos ricos en calcio y vitamina A, como la zanahoria, por ejemplo que es reparadora y restauradora celular, así como el alga espirulina.
  • Los alimentos ricos en lecitina ayudan a menguar el dolor. También el cartílago de tiburón es altamente eficaz para ayudar a nutrir las articulaciones y sanarlas.
  • Vitaminas A, C, D, E, K. Tomar estas vitaminas bien sea mediante alimentos o como complementos pueden ayudar a combatir y reducir los síntomas.
  • Tomar magnesio, colágeno, ácido hialurónico, son excelentes medidas de prevención y paliar los síntomas.
  • Infusiones de mejorana, manzanilla o anís, por su función analgésica. Las cataplasmas sobre las articulaciones también son muy buenas.

La tabla comparativa de abajo puede ayudarte a tener una visión más clara. Teniendo en cuenta que se recomienda tomar al día un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos.

Tabla Comparativa. Fuente: /www.periodicodecrecimientopersonal.com

Para más información no dejes de realizar tu consulta dejándonos un comentario o a través de nuestra web artrosport

Banner-Artrosport