La artrosis lumbar

La artrosis  es una dolencia provocada por la degeneración de la articulación que provoca inflamación y dolor. La artrosis lumbar o espondiloartrosis  formada por cinco vértebras que se sitúan entre las costillas y la pelvis, es un desgaste o ruptura del cartílago de las articulaciones de la espalda baja (lumbar). A veces, esta dolencia produce espolones que ejercen presión sobre los nervios de la columna vertebral. Esto puede causar debilidad y dolor en los brazos o las piernas.

En muchas ocasiones se padece artrosis lumbar sin tener dolor. No obstante, esta lesión produce con frecuencia un daño de tipo mecánico que aparece con el movimiento y la sobrecarga lumbar. Algunas veces se localiza en el propio lumbago y en otras ocasiones el malestar se siente en zonas próximas, como la nalga y la cara exterior del muslo.

Aunque existen casos de artrosis lumbar en pacientes jóvenes, generalmente comienza en la madurez de la vida, por encima de los 40-45 años. Sin embargo, la artrosis no se debe exclusivamente al envejecimiento. Lesiones en las articulaciones, estrés repetitivo debido al trabajo o actividades deportivas, algún defecto genético asociado con el cartílago y el sobrepeso son las causas que pueden provocar esta dolencia.

Entre los síntomas más habituales la artrosis lumbar puede causar rigidez o dolor en la espalda. También, debilidad o adormecimiento en las piernas o los brazos. Por lo general, la molestia en el dorso se alivia cuando la persona está en reposo. Mientras en unos apenas interfiere en sus actividades diarias, en otros se convierte en una deficiencia grave.

En la mayoría de los casos, el tratamiento de la artrosis lumbar está dirigido a aliviar los síntomas de dolor y aumentar la capacidad para funcionar de la articulación. La receta inicial puede incluir la pérdida de peso, si fuera necesario. El objetivo primero es tener un estilo de vida saludable y llevar a cabo diferentes tipos de actividades: ejercicios de fortalecimiento; aeróbicos; y acciones para aumentar la flexibilidad del cuerpo como el Pilates. En un alto porcentaje de los casos de artrosis se pueden tratar sin cirugía, pero hay ocasiones en que esta es necesaria.

Algunos consejos para aliviar el dolor de la artrosis lumbar. No estar mucho tiempo de pié o sentado, utilizar sillas con respaldo, evitar esfuerzos y no cargar pesos, prescindir de posturas inadecuadas durante las tareas cotidianas, dormir en una cama dura, tras crisis agudas y durante las actividades laborales usar faja, en caso de dolor y rigidez es bueno el calor.

Alexis D. Vicente

2 pensamientos en “La artrosis lumbar

  1. Rosario

    Gracias por esta pagina, me vino de alguna ayuda y me trasmitio informacion suficiente. Tengo 46 años, soy mujer creo que estoy dentro de mi talla peso ( igual no) mido 169 y peso 68 kilos. mis habitos de comida son muy saludables. Aunque llevo algunos años con artrosis en manos, pies y rodillas, dicen que por mi profesion ( soy camarera desde hace muuuucho tiempo) ahora empiezo a tener muchos dolores de espalda cuello y calambres en los brazos que se me duermen. un dia no me podia casi mover y fui al medico. Tengo artrosis dorso lumbar y cervical. Claro ahora mismo estoy de pastillas hasta no poder mas y todo el dia el babia. cuanto dura una crisis? es cierto que esto va a ir a peor? me van a echar del trabajo, que hago? puedo al menos montar en bici para aliviar el dolor y sobre todo mi sobre carga emocional? espero que podais rresponderme por favor porque esto me esta condicionando la vida mucho. gracias

    Responder
    1. Ruben

      Buenas tardes Rosario, sin conocer su caso en detalle es muy dificil establecer un diagnostico exacto. Desde luego puede montar en bici o realizar cualquier otra actividad deportiva que no le moleste. Le recomendamos encarecidamente Pilates, siempre que este dirigido por un especialista.
      saludos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *