Artrosis de cadera

La artrosis de cadera supone la pérdida o desgaste del cartílago en la articulación de la cadera y se trata de la segunda lesión más frecuente de artrosis, tras la rodilla. Actualmente, afecta más a las mujeres que a los hombres y afecta, sobre todo, a la pérdida de la movilidad en la cadera.

Si esta dolencia no es tratada a tiempo, la condición empeora hasta que ni siquiera el descanso alivia el dolor, y  la cadera va perdiendo más y más movilidad.

El primer síntoma de la artrosis de cadera, es el inaguantable dolor con el que el afectado acude a la consulta del médico. El principal foco del dolor se localiza en la ingle; avanza por la cara anterior del muslo y llega incluso hasta la rodilla. Aquí se puede llegar a producir una confusión, ya que la persona que padece esta lesión, puede pensar que el problema sea la rodilla y no la cadera. La zona donde se producen las molestias es cercana a la pelvis, si fuera en la cadera estaríamos hablando de una lesión muscular y no de los huesos.

Notar dolor al subir escaleras o paseando, e incluso al atarse los cordones, pueden ser el principio de la artrosis de cadera. Además, existen grandes porcentajes de que esta enfermedad se produzca por una herencia genética.

No se ha encontrado hasta la fecha un tratamiento para eliminar completamente la artrosis de cadera, pero sí que han aparecido fórmulas para intentar contrarrestar los dolores que produce. Podemos decir que los tratamientos no es curativos, sino paliativos. Existen varios métodos, bien farmacológicos o no farmacológicos, como son los antiinflamatorios, protectores de cartílago pero sobre todo ejercicios y rehabilitación. Ésta última se realizará aplicando calor profundo y dando ultrasonidos.

A la hora de empezar con los ejercicios de rehabilitación, el paciente debe mover la articulación de la cadera de forma activa y libre. El principal objetivo es mantener al máximo la amplitud articular. La posición de la mariposa, la bicicleta estática y estiramientos de rodillas y cadera son los ejercicios más prácticos para paliar esta enfermedad llamada artrosis de cadera.

El último recurso para recuperar la mobilidad de la cadera y eliminar el dolor producido por el roce de los huesos, es la sustitución completa de la articulación. Estamos hablando de la prótesis de cadera total.

Ander González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>