Archivo de la etiqueta: Articulaciones

Artritis Reumatoide. Causas, síntomas y diagnóstico

La artritis reumatoide es una enfermedad muy conocida. Pero seguro que hay algún despistado que aún no sabe cuáles son sus síntomas y tratamientos. En este post vamos a aclarar dudas acerca de qué es, por qué se produce, cómo se diagnostica y qué ocurre si la padeces

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica y degenerativa que inflama la membrana sinovial de las articulaciones, encargada de alimentar, proteger y cubrir los cartílagos. Esta inflamación es muy dolorosa y provoca sensación de rigidez en la musculatura sobre todo por las mañanas. El resultado del hinchazón es huesos dañados y pequeñas erosiones.

Artritis reumatoide ataca a las articulaciones

La artritis reumatoide ataca a las articulaciones

No todas las articulaciones se ven afectadas de la misma manera. Las muñecas, los dedos de las manos y de los pies, los codos, los hombros, las caderas, las rodillas y los tobillos son los más sensibles a esta enfermedad que afecta principalmente a mujeres entre 40 y 45 años.

El por qué se produce la artritis reumatoide es todo un misterio. Todavía no hay evidencias que confirmen la implicación de agentes infecciosos como las bacterias o los virus. Algunos especialistas se atreven a afirmar que es de origen genético por la simple razón de que el propio sistema inmune es el que ataca a las articulaciones porque no las reconoce como propias. Otra de las causas podría ser ciertas proteínas hereditarias que se transmiten y hacen que las articulaciones se inflamen.

Saber si se padece o no esta enfermedad, no es complicado. La inflamación se puede apreciar a simple vista y es dolorosa. Además en ocasiones se puede producir el derrame del líquido sinovial. Otros síntomas son la deformidad debido al deterioro progresivo de las articulaciones afectadas y el abultamiento en las zonas de roce de la piel como codos o dedos.  La sequedad de la piel y las mucosas, la rigidez articular por las mañanas habitualmente, la fiebre, la dificultad para respirar y la inflamación de los vasos sanguíneos provocando úlceras son también síntomas de esta patología.

Diagnosticarlo al principio es complicado, puesto que los síntomas en el inicio no son muy claros. Esto es contradictorio, porque la verdad es que es muy importante que se diagnostique pronto. De ello depende la evolución de la artritis reumatoide.

Para frenar los avances de esta enfermedad existen dos tipos de fármacos: los que se utilizan para aliviar el dolor del día a día (antiinflamatorios y corticoides) y los que sirven para tratar la enfermedad a largo plazo. No todos son eficaces al 100% en todos los pacientes. Hay que encontrar cuál es el más eficaz y mejor tolerado por el enfermo.

Maje Navarro lucha contra la artritis reumatoide a diario

Maje Navarro lucha contra la artritis reumatoide a diario

Un ejemplo claro de que la artritis reumatoide no es el fin de ninguna etapa es el de la deportista María Jesús Navarro, Maje como le gusta que le llamen, a la que hace 20 años le diagnosticaron esta enfermedad. Maje, a pesar de los malos pronósticos de los médicos, supo sacar fuerzas para continuar con una de sus mayores alegrías, pasiones, el atletismo. Hoy, las dificultades de la enfermedad le acechan pero lucha para anteponerse al dolor y llevar una vida normal, dentro de los límites que produce la artritis reumatoide. Ahora solo piensa en sus nuevas metas deportivas, mientras cuida de su hijo a la vez que entrena y corre ultramaratones.

 

 

 

Raquel Marco

La Andulación, nueva terapia no invasiva para la artrosis.

La Andulación es una nueva terapia no invasiva y totalmente indolora que a través de una novedosa técnica de masaje ayuda a paliar los dolores causados por la artrosis en ciertas articulaciones y a reforzar la musculatura.

¿Cómo funciona?

En sesiones de entre 15 y 30 minutos los pacientes se someten a una combinación de aplicación de ondas de calor electromagnéticas a través de infrarrojos y a unas vibraciones corporales mecánicas que generan una resonancia en las células y las revitalizan. El paciente debe permanecer tumbado en una cama acondicionada con el sistema de andulación, con la espalda relajada, las piernas dobladas y las rodillas en alto para estimular el riego sanguíneo.

Los puntos de calor con infrarrojos permitirán que se dilate la musculatura haciendo así que aumente su recuperación, su hidratación y la eliminación del ácido láctico, el ácido que se genera en las células en el proceso de combustión de los hidratos de carbono para producir energía. Las vibraciones, por su parte, se encargan de estimular el riego sanguíneo y linfático haciendo que se active la energía celular. Mediante la combinación de ambas se consigue una mejor oxigenación muscular y la eliminación de ciertas sustancias que pueden llegar a producir dolor muscular y contracturas.

Esta técnica, nacida en Alemania y con importantes estudios a su favor, debe realizarse estimulando todo el cuerpo al mismo tiempo con el objetivo de influir en todos los músculos y estimular toda la piel al mismo tiempo. De la misma manera, se debe regular tanto el calor de los infrarrojos como las vibraciones del aparato para hacer cada tratamiento ” personalizado a cada paciente ” y así llegar a todas las estructuras de los tejidos.

¿Cúal es el objetivo de la Andulación?

El principal objetivo que tiene la terapia de andulación es paliar la sensación de dolor en los pacientes, no la curación de sus patologías, y debe aplicarse de forma permanente y regular. Esta terapia también se puede utilizar en terapias de rehabilitación, en tratamientos de preparación física y de recuperación de lesiones, por lo que puede ser utilizada como complemento a otro tipo de tratamientos.

¿ Dónde probar la andulación ?

A continuación  te dejo un enlace directo al  mapa por provincias  de los centros dónde podrás probar la andulación.

 

Según Pedro Chueca , Fisiotereapeuta del Real madrid.

” !Algunos jugadores lo ven tan claro que prácticamente me obligan a que les trate con la Andulación después de los entrenamientos y los partidos! “

” Después de tantos años me impresiona encontrar nuevos métodos capaces de sorprenderme del modo que lo ha hecho la Andulación “

 

Este tratamiento parece muy efectivo. ¿ Lo has probado ya ?

Laura Alonso

Los condroprotectores evitan la progresión de la artrosis

Según los últimos estudios realizados en España, los condroprotectores evitan la progresión de la artrosis.

¿Qué son los condroprotectores?

La condroprotección es el conjunto de acciones dirigidas a prevenir, retrasar o reparar las lesiones degenerativas provocadas por la artrosis, la patología articular más frecuente. Los medicamentos condroprotectores son aquellos fármacos o complementos que actúan protegiendo el cartílago articular, el hueso subcondral y la membrana sinovial, que son las estructuras que forman parte de la articulación. Este grupo farmacológico englobaría a los fármacos dirigidos a preservar el cartílago y a frenar la evolución de la artrosis. No sólo alivian el dolor y mejoran la movilidad, sino que se está demostrando que tienen capacidad para atacar la enfermedad de raíz, frenando el deterioro de la articulación.

También conocidos como medicamentos SYSADOA (Slow Acting Drug for Osteoarthritis), en este grupo de remedios se encuentran el sulfato de glucosamina, el condroitín sulfato y la diacereína. Todos de administración oral. Son fármacos de acción lenta, lo que significa que tardan varias semanas a empezar a hacer efecto.

-La glucosamina es un aminomonosacárido que actúa como precursor de la unidad disacárida en los glucosaminoglucanos. La administración de glucosamina exógena provee al organismo materiales para la producción de matriz.

-El condroitín sulfato es el glucosaminoglucano más abundante en el cartílago articular. Este agente compite con enzimas líticas que actúan sobre la matriz del cartílago y el líquido sinovial en la artrosis y previene el desarrollo de trombos de fibrina en la microvasculatura sinovial o subcondral.

-La diacereína bloquea la acción de una sustancia proinflamatoria y, además, de enzimas que degradan el cartílago. Sus postulados modos de acción, hacen del fármaco una interesante opción para el tratamiento de la artrosis, no sólo para el alivio de los síntomas, sino también para la modificación de la estructura articular.

Algunos condroprotectores recomendados:

-Artroactive, protector para Cartílago

Otra de sus ventajas es que son complementos muy seguros, no tienen efectos secundarios y se pueden tomar durante largo tiempo. La Asociación Europea de Reumatología (EULAR) y la Sociedad Española de Reumatología (SER) avalan la eficacia y la seguridad de los condroprotectores para el tratamiento de la artrosis.

Los beneficios del tratamiento condroprotector son notorios a las dos o tres semanas después de iniciado el tratamiento, prolongándose temporalmente su efecto después de retirarse el fármaco disminuyendo el dolor y mejorando la movilidad.

Alex D.Vicente

¿Qué opinas de los condroprotectores?

Orthokine, un nuevo tratamiento para la artrosis

Continuando con la sección sobre tratamientos. Orthokine, un nuevo tratamiento para la artrosis.

Esta nueva terapia para la artrosis, Orthokine, comenzó a ser desarrollada en 1997 por el grupo biofarmacéutico alemán Orthogen AG en colaboración con la Universidad de Pittsburgh. Sin embargo, no ha sido hasta que han obtenido la certeza de los beneficios de la nueva técnica mediante rigurosos estudios clínicos cuando se ha comenzado a comercializar fuera de su mercado natural (Alemania, Suiza y Austria). En España ha comenzado a comercializarse hace poco tiempo.

Éste es un tratamiento biológico en el que el principal ingrediente es la propia sangre del paciente. Orthokine basa su tratamiento en que en la degeneración de los cartílagos de las articulaciones afectadas por artrosis interviene la proteína Interleukina-1 (IL-1) que estimula la inflamación de la articulación y produce el dolor y la degeneración del cartílago.

De esta manera, Orthokine propone combatir a esta proteína de una manera natural, extrayendo la sangre del paciente y consiguiendo un suero sanguíneo rico en otra proteína que es la encargada de contrarrestar el efecto negativo de la IL-1, haciendo que disminuya el dolor, protegiendo y ralentizando la destrucción del cartílago y mejorando la funcionalidad de la articulación. Una vez extraída la proteína ‘buena’, se inyecta en la articulación que esté dañada hasta un máximo de en ocho sesiones.

Existen tres ventajas básicas de Orthokine frente a las terapias actuales de la artrosis. La primera de ellas, es un tratamiento basado en la inyección de proteínas extraídas del propio paciente, por lo que no existen efectos secundarios ni posibilidad de que el cuerpo las rechace.

La segunda ventaja básica es que los resultados que ofrece Orthokine son mucho más positivos y superiores a las actuales alternativas no quirúrgicas para tratar la artrosis, de hecho, es el doble de efectiva que las infiltraciones de ácido hialurónico que se aplican hoy en día para tratar la artrosis de rodilla. Y por último, sus efectos beneficiosos pueden durar hasta dos años.

Este es listado de Centros y especialistas que realizan el tratamiento Orthokine en España:

A Coruña:

Grupo Traumatología Arriaza y Asociados.

Dres. Rafael Arriaza, Gabriel Monje. Tel 981 113 030.

Web: www.arriaza.es

Alicante:

Hospital Internacional Medimar.

Dres. Enrique Albors, Antonio Calderón, José Luis Abad. Tel 902 37 37 37.

Web: www.ortopediamolecular.com

Barcelona:

Clínica Teknon:

Consulta Spinel.li. Drs. Lluís Aguilar, Robert Krämer y Jaume Aldabó. Tel 935 120 910.

Dr. Collado Tel 933 933 190.

Dra. Claribel Dubois: Tel 933 933 130

Dr. A. Altisench: Tel 932 014 988

Web: www.teknon.es

Revitalmédic.

Dr. Jaume Soler Subirats. Tel 933 620 182.

Web: www.revitalmedic.com

Kowalinsky International Rheumatology Medical Center.

Dr. Juan Manuel Kowalinsky. Tel 932 005 841.

Clínica Corachan.

Dr. Jaume Aldabó. Tel 932 545 800.

Web: www.corachan.com

CEREDE (Centro de Recuperación Deportiva):

Dr. José Manuel Sánchez, Dra. Rubina Alves, Ferrán Abat. Tel 934 523 510.

Web: www.cerede.es

Barcelona Provincia:

Croalsalut – Pineda del Mar.

Dr. Jaume Soler Subirats. Tel 937 629 025.

Web: www.croalsalut.com

Manresa.

Policlínic Bagés. Tel 934 948 666.

Web: www.policlinicbages.com

Cáceres:

Centro Médico Alejo Leal.

Dr. Alejo Leal. Tel 927 217 505.

Web: www.alejoleal.com

Cádiz:

Clínica Astarté.

Dra. Florentina Nieto. Tel 679 972 267 / 956 078 807

Web: www.clinicastarte.com

Clínica Beiman – Jerez de la Frontera:

Dra. Florentina Nieto. Tel 956 158 225.

Web: www.clinicabeiman.com

Granada:

Clínica Fray Leopoldo.

Dr. Antonio Ramos Salguero. Tel 958 201 151

Canarias:

Tenerife:

Santa Cruz de Tenerife:

CECOTEN, Centro de Cirugía Ortopédica y Traumatología: Tel 922 236 054.

Dr. Francisco Javier Márquez Marfil

Dr. Francisco Javier Vázquez Moliní

Dr. Carlos Arribas Carrión

Web: www.cecoten.com

Gran Canaria:

Dr. Cristian Barrera. Tel 928 372 949.

Web: www.drbarrera.com

Málaga:

Hospital CHIP.

Centro de Terapias Bioregenerativas. Tel 952 217 353.

Web: www.chiphospital.es

Madrid:

Hospital Internacional Ruber:

Dr. Jaime Baselga García Escudero, Dr. Pedro Miguel Hernández Trillos Tel 913 875 059.

Web: www.jbaselga.com

Omnia Health Solutions:

Dr. Jaime Baselga García Escudero, Dr. Pedro Miguel Hernández Trillos, Dr. Luis González Lago. Tel 910 108 597

Web: www.omniahealthsolutions.com

Clínica Dra. Freitag:

Dra. Karin Freitag. Tel 914 111 779.

Web: www.karinfreitag.com

Clínica Deyre:

Dr. José González. Tel 915 591 174.

Web: www.deyre.com

Dr. De La Mata:

Dr. De La Mata. Tel 671 745 562.

Web: www.frenarlartritis.com

Murcia:

Hospital Mesa del Castillo.

Dr. Pedro Martínez Victorio. Tel 968 246 116.

Web: www.mesadelcastillo.com

Web: www.miosl.com

Palma de Mallorca:

Clínica Juaneda y Hospital General de Muro.

Dr. Juan Manuel Moreno Moreno. Tel 636 619 490

Web: www.clinicajuaneda.es

Clínica Juaneda.

Dr. Miguel Ángel Xamena Martínez. Tel 971 731 647 (Pasar con Pilar de Anestesia)

Web: www.clinicajuaneda.es

Sevilla:

C.O.T. Sevilla: Tel 954 274 762.

Dr. Rafael Muela.

Dr. Juan Ribera.

Dr. Francisco Javier Montilla.

Web: www.clinicacot.com

Valencia:

Hospital Quirón.

Dr. Rafael Llombart. Tel 963 390 402.

Web: www.quiron.es

Valladolid :

Clínica PLENUM,

 Doctora Medina Botas,

 C/ Miguel Iscar, n.5-4 drcha

Vizcaya:

Bilbao:

Sanatorio Bilbaíno: Consultas. Tel. 944 430 150.

Dr. Juan Daniel Tovio

Dr. José Ignacio Azurmendi.

Dr. Ricardo Elorriaga.

Dr. Lucas Peña.

Dr. José Salcedo

Dr. Pedro Zorrilla.

Web: www.sanatoriobilbaino.com

Santurce:

Hospital San Juan de Dios.

Dr. José Antonio Guerrero. Tel 944 939 900.

Web: www.hospital-sanjuandedios.es

Zaragoza:

Hospital Viamed Montecanal.

Dr. Antonio Laclériga. Tel 876 241 818.

Web: www.viamedmontecanal.com

Citogen.

Dra. Carmen Mesas. Tel 976 235 640.

Web: www.cagt.es

ASERHCO rehabilitación y salud. Tel 976 460 360.

Dr. Julián C. Segura Mata. Tel 976 259 550.

Web: www.aserhco.com

C.M.S. Punto Vital:

Dr. Abel Gago. Tel 976 467 150.

Si deseas leer más sobre este tratamiento te recomiendo  Orthokine, el secreto mejor guardado de Kobe Bryant.

Laura A.

¿Quieres informarte dónde realizan el tratamiento? envíanos tus consultas.

Tratamientos para la artrosis de pie y tobillo

Los tratamiento para la artrosis de pie y tobillo han evolucionado de manera constante estos últimos años. Le explicamos en que consisten.

La artrosis en los pies o en los tobillos es una de las más dolorosas, ya que se trata de dos de las articulaciones que más peso soportan y las que utilizamos para movernos. Además, pueden ser de las artrosis más serias porque estas articulaciones tienden a perder el movimiento. Cerca del 70% de la población Española la sufre, pero se puede prevenir.

Cabe marcar la diferencia entre la artrosis del dedo pulgar del pie y del tobillo. El primero de los casos es más habitual. Los primeros síntomas que aparecen son el dolor en el dedo que, debido a la sobrecarga por el mal apoyo del pie, repercute en la aparición del dolor en el segundo dedo. Se producen dolores al andar o al apoyar el pie, los tendones se quedan rígidos, se limita el movimiento de la articulación y aparecen deformidades en los dedos. En la artrosis de Chopard o mediotarsiana, puede apacer un bulto que comprime los tendones y las partes blandas en el centro del pie.

En estos dos casos, lo primero que se aconseja para tratar de paliar el dolor es evitar un exceso de peso corporal, no andar por terrenos irregulares, seguir un tratamiento específico que prescriba un especialista y utilizar unas plantillas de descarga que sean a medida y que adapten bien el dedo al suelo para favorecer una marcha correcta.

En el caso del tobillo, es una artrosis menos frecuente que, en su mayoría, se da en pacientes que anteriormente han tenido lesiones de cartílago, torceduras o esguinces. Los síntomas también pasan por dolor al andar y porque se disminuye el movimiento del arco del tobillo.

En este caso las recomendaciones pasan por evitar deportes como el salto o correr, siendo más aconsejable la natación y la bicicleta; evitar en sobrepeso corporal, utilizar zapatos con suela de balancín, que ayudan a mejorar la movilidad del tobillo y a disminuir el dolor.

Los especialistas recomiendan llevar un tipo de tobillera que ayuda a reducir la inflamación y el dolor. Una tobilleras que llevan incorporadas una tecnología de magnetoterapia.

Tratamientos para la artrosis de pie y tobillo.

Las infiltraciones de ácido hialurónico dan buenos resultados en la mayoría de los casos.

El tratamiento más novedoso, son las infiltraciones de Plasma Rico en Factores de Crecimiento que regeneran los tejidos dañados y  pueden  ” frenar ” el desgaste articular.

Cuano estos tratamientos no funcionan habría que recurir a la cirugía. Aquí también las técnicas han mejorado de manera notable. Hablamos por ejemplo de la cirugía de mínima incisión y la cirugía artroscopica. Estas técnicas favorecen una recuperación más rápida y un menor tiempo de hospitalización.

Laura Alonso.

Tratamientos novedosos para la artrosis

Los tratamientos que se han utilizado para solucionar los dolores de artrosis, han ido aumentado en base a los adelantos que han podido aportar los laboratorios y que los especialistas han ido probando.Es necesario recordar que los tratamientos para la artrosis no se limitan a los calmantes. Se podían dividir en farmacológicos y no farmacológicos. Empezando por los primeros, se les atribuyen a aquellos pacientes que no pueden superar el dolor agudo y necesitan medicarse. Análgesicos, antiinflamatorios no esteroides  o tratamientos de acción lenta de modificación de la artrosis.

Dos tratamientos novedosos para la artrosis

En estos últimos años, expertos han desarrollado nuevos tratamientos para la artrosis. Uno de ellos es el tratamiento con Plasma Rico en Factores de Crecimiento Plaquetarios, es efectivo tanto en las fases intermedias como en los grados más avanzados de la artrosis. En los casos intermedios, la infiltración tiene un efecto protector y restaurador previniendo el deterioro de la articulación afectada por la artrosis. En las artrosis graves, este tratamiento es capaz de contener de la enfermedad y retrasar la solución que acabe siendo una prótesis. Se trata de una solución eficaz ya que reduce notablemente el dolor y recuperas la movilidad perdida. Esta técnica se utiliza en muchos Centros médicos y consultas en todo el mundo entero. Pero lo expertos recomiendan siempre que acudas a un especialista con experiencia demostrada  con este tratamiento.

El segundo, es el tratamiento con Células madre. Podríamos definirlo como un paso más que los Factores de Crecimiento. Muchos equipos médicos  están estudiando y probando esta técnica. Existen estudios serios en necrosis de cadera, con excelentes resultados, yo mismo tuve la suerte hace unos años de ver en directo dos casos en un Hospital de París, con el Dr. Hernigou, una eminencia en este campo. En lo que se refiere a la artrosis de rodilla en la actualidad se están publicando casos, esperanzadores, pero pocos, con lo que se recomienda cautela.

En otro post hablaremos en detalle de este tratamiento.

 Ruben del Amo

Tratamientos para la artrosis de manos

Como ya sabéis, la artrosis es la enfermedad degenerativa de las articulaciones. Este tipo de enfermedad puede afectar a la cadera, a las rodillas, a los codos, a los hombros, a los pies o, en el caso que nos ocupa en este post, a las manos.

La de las manos, es un tipo de artrosis que afecta mayoritariamente a las mujeres y en la que también tiene mucho que decir la herencia genética, por lo que es bastante probable que la sufran diferentes generaciones de una misma familia. Los síntomas empiezan por el dolor de la articulación que irá siendo menor a medida que avance la enfermedad y aparezcan los nódulos (pequeños bultos duros que son consecuencia del crecimiento del hueso que hay debajo). En este tipo de artrosis, las manos no pierden su funcionalidad, pero los dedos se deforman.

En la mano, también existe otro tipo de artrosis, la que afecta al dedo pulgar y que también es mayoritaria entre el sexo femenino. En este caso se pierde capacidad de movimiento en los ejercicios en los que haya que hacer presión con el pulgar.

La artrosis no tiene cura definitiva, pero existen diferentes tipos de tratamiento para la artrosis de mano que pueden hacer desaparecer el dolor o ralentizar los efectos de la enfermedad. Si hablamos de un tratamiento farmacológico, los antiinflamatorios y los analgésicos pueden aliviar el dolor y la rigidez de la articulación;  las infiltraciones locales de corticoides  ayudan a aliviar el dolor y la inflamación temporalmente. Durante el tratamiento existen guantes especiales que reducen el dolor y la inflamación, se pueden llevar un mínimo de 9-10 hora al día y son muy efectivos.

El calor y el frío local también son muy eficaces para mejorar la rigidez y el dolor; también es recomendable, en algunos casos, cierto reposo, disminuir el ritmo de ciertas actividades cotidianas e, incluso, utilizar férulas. Además, en el caso de la artrosis de pulgar, también es recomendable que se utilicen utensilios con mango ancho y evitar sostener objetos con los dedos.

En el caso de que ninguno de estos tratamientos llegue a hacer efecto, como último recurso existen diferentes técnicas quirúrgicas específicas para la artrosis de manos. A nivel de los dedos, las operaciones más utilizadas son aquellas en las que se fija de manera definitiva la articulación para corregir la deformidad y mejorar el dolor; y también existen prótesis que mejoran el dolor manteniendo la movilidad. En el caso de la artrosis en el dedo pulgar, existen otros tipos de tratamientos quirúrgicos como la prótesis o la fijación de la articulación.

Laura A.

El ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un componente esencial del cartílago. Desde hace más de doce años se utiliza habitualmente en el tratamiento para la artrosis con muy buenos resultados.

El ácido hialurónico es un tratamiento que consiste en introducir e infiltrar un líquido que alivia el dolor y reduce la inflamación evitando el empeoramiento de la lesión. Normalmente, este tipo de infiltración se realiza para tratar la artrosis de rodilla, en la mano o en el dedo pulgar.

Uno de los principales beneficios del ácido hialurónico, es la de tener una gran capacidad para retener el líquido de nuestros cartílagos, evitando un desgaste prematuro para nuestras articulaciones .El principal objetivo es lubricar los líquidos sinoviales de las articulaciones y hacerlas más elásticas. Muchos de los pacientes que lo utilizan, presentar un grado muy importante (grado II o III) de artrosis.

Las jeringas que se utilizan están cargadas con el hialuronato sódico en concentraciones de 3 mililitros para articulaciones grandes, mientras que para las pequeñas, se emplean 1 o 2 mililitros.

A la hora de utilizar este tipo de tratamiento, hay que tener en cuenta que el efecto se produce en un largo plazo. La eficacia y la seguridad que produce el ácido hialurónico, mejora el dolor y es un método muy efectivo en pacientes con severa artrosis de rodilla, retrasando la implantación de una prótesis. La rodilla es la zona en la que más se emplea, aunque en estos últimos años, este tratamiento se ha ido extendiendo a partes del cuerpo como el tobillo, cadera, hombros o codo.

Se aplican cinco infiltraciones con intervalos de una semana repitiéndose cada año. Tras realizarse la infiltración, se debe guardar un reposo entre 24 y 48 horas. Con este tratamiento, la mejoría puede alargarse entre 8 y 12 meses. A la hora de introducir el ácido hialurónico en el cuerpo, hay que tener en cuenta una serie de precauciones, por ejemplo, que la piel no se encuentre ni inflamada ni infectada. Si existe algún tipo de herida en la piel en la zona donde se va a realizar la inyección, tampoco se puede infiltrar. El uso de guantes es imprescindible y es necesario que la infiltración se produzca dentro de la articulación, no de manera intravascular ni extravascular.

Ander González

La artrosis cervical

La artrosis cervical es una enfermedad degenerativa que afecta a las cervicales. Debido al desgaste en las articulaciones y los huesos de la columna vertebral, especialmente alrededor del cuello, provoca un dolor crónico en quienes sufren de este problema.

Así pues uno de los principales factores de riesgo es la edad. Puede empezar a partir de los 25 años con una evolución lenta y sin manifestaciones graves durante un largo periodo de tiempo (sólo el 30% de los pacientes tienen manifestaciones clínicas). Se estima que casi todos los hombres y las mujeres mostrarán signos de tener espondilosis cervical en las radiografías en el momento en que alcancen los 70.

También hay factores hereditarios que dan lugar a una mayor predisposición a la artrosis. Además, ciertas posiciones y posturas pueden dar lugar a ello por sus daños a la columna cervical. La mala postura, la obesidad y debilidad muscular cambian la estática de la columna aumentando la tensión en la zona. Todas estas alteraciones posturales deben corregirse para controlar el dolor cervical.

Es frecuente que el dolor cervical comience siendo una causa muscular y por ello aparece en personas que tienen que estar mucho tiempo en posiciones fijas con la cabeza. Antes era una enfermedad común en modistas que permanecían largos periodos de tiempo cosiendo. Hoy es más frecuente en las personas que realizan trabajos de oficina y con ordenadores.

Los síntomas de la artrosis cervical son: dolores de cabeza; debilidad muscular con sensación de adormecimiento en brazos, hombros, manos y dedos; hormigueos; pérdidas de fuerza y de equilibrio; dolor crónico en el cuello o rigidez con limitación en los movimientos del cuello.

Buscar una posición cómoda en el trabajo, teniendo la cabeza apoyada en una silla con respaldo alto, descansar periódicamente cambiando de postura, dormir con una almohada que permita una posición recta del cuello y realizar ejercicios y deportes como la natación, son consejos fáciles de seguir y al alcance de todos.

La aparición de una artrosis cervical no supone la suspensión de toda actividad, al contrario, es necesario realizar ejercicios diarios para fomentar el movimiento. Una persona nerviosa tardará más en recuperarse, ya que la tensión emocional favorece la contractura muscular en el cuello.

Alexis D. Vicente

La artrosis de columna

La artrosis de columna es una enfermedad que suele tardar bastante en desarrollarse y que se produce por el desgaste de los discos intervertebrales que conforman la columna. En el interior de esos discos existe una almohadilla protectora que funciona como amortiguador y, a su vez, genera una flexibilidad de movimiento cuando se desgasta produce dolor y perdida de movimiento. Es la artrosis de columna.

El dolor se produce cuando el desgaste del disco intervertebral provoca que se compriman las vértebras, lo que ocasionará dolores punzantes y muy agudos. Esta patología suele comenzar a desarrollarse a partir de la edad de 20 años, y puede provocar el comienzo de infinidad de dolores en la espalda, en muchos casos provoca una reducción en la estatura de las personas.

El síntoma principal de la artrosis de columna es el continuo e intenso dolor que produce. Además, la limitación del movimiento y el dolor en el cuello y en la zona lumbar es notable. Esto provoca una rigidez en la espalda, que puede llegar hasta el dolor de piernas.

Son muchas las causas por las que se puede dar esta artrosis de columna. Existen causas naturales como pueden ser el envejecimiento o por problemas de genética; pero muchas de las causas son generadas por los malos hábitos del ser humano como el tabaco, la obesidad o la falta de actividad física.

A la hora de hablar de las personas que sufren esta patología, es necesario recordar que la artrosis de columna afecta en el mundo al 80% de las personas en el momento que llegan a los 55 años de edad. Las probabilidades de esta enfermedad pueden aumentar si se tratase de personas propensas a la gente que ha sufrido más de un traumatismo a lo largo de su vida. Por último, destacar que afecta más a los hombres que a las mujeres menores de 45 años, pero a la edad de los 55, las mujeres se ven más afectadas que los hombres; y tras pasar los 75 años, estudios indican que existe en el cuerpo humano algún grado de artrosis en las zonas que más frecuentemente se ven afectadas.

Ander González